algunas indicaciones para compreder* las secciones principales

 

muchas cosas han cambiado en el limbo*. algunas de ellas son evidentes, la apariencia general y el volumen de contenidos accesibles desde la primera pantalla... todo el contenido histórico sigue estando accesible desde el enlace (e-limbo*) del menú horizontal: todas las secciones están activas y se pueden encontrar muchos materiales que se encuentran archivados en el limbo primigenio. pero en el nuevo elimbo*, que ha perdido su guión pero no su asterisco, todo es más ligero de apariencia pero no menos intenso. las secciones principales son ríos y lagunas infernales de la maravillosa Divina Comedia del no menos impresionante Dante Alighieri: aqueronte, estigia y la helada laguna del cocito. cada una de estas secciones se divide en tres categorías esenciales, imagen, sonido y texto. cada una de ellas es más profunda y fría que la anterior... porque el infierno no sólo es puro fuego, el infierno es más y más de todo hasta el fin de los tiempos y de toda esperanza. el infierno somos nosotros mismos... incluso en el limbo vivimos atravesados por su poderoso infjujo y constante fuerza gravitacional. 

aqueronte*

 

El río Aqueronte o Aquerón (en griego antiguo Αχέρων Akhérôn, ‘temible’) está situado en el Epiro, región noroccidental de Grecia. Nace cerca de la ciudad de Zotiko, en el suroeste de la unidad regional de Ioánina y desemboca en el Mar Jónico en Ammoudia, cerca de Parga.

 

Aqueronte puede traducirse como ‘río de la tragedia’ y se creía que era una bifurcación del río del inframundo Aqueronte, por el que en lamitología griega, Caronte llevaba las almas de los recién fallecidos hasta el Hades. Aqueronte era uno de los cinco ríos del Inframundo. Se cuenta que en sus aguas todo se hundía salvo la barca de Caronte, que accedía a pasar las almas de los difuntos a cambio del óbolo o de monedas de ceniza que se ponían a los muertos en los ojos para pagarle la travesía.

 

El lago llamado Αχερουσία Acherousia y el río aún llamado Aquerón con las cercanas ruinas del Necromanteion se encuentran cerca de Pargaen el continente frente a Corfú.

Se creía que otra bifurcación del Aqueronte emergía en el cabo Acherusian (hoy llamado Eregli, en Turquía) y fue avistado por los Argonautassegún Apolonio de Rodas.

 

Los griegos asentados en Italia identificaban el lago en el que desembocaba el Aqueronte con el lago Averno.

Platón en su Fedón identificaba al Aqueronte como el segundo mayor río del mundo, sobrepasado sólo por el Océano. Afirmaba que el Aqueronte corría en dirección opuesta desde el Océano por debajo de la tierra bajo lugares desérticos.

 

En el Aqueronte del inframundo desembocaban los ríos Flegetonte y Cocito, considerado éste como una derivación de la misma laguna Estigia.

 

La palabra se usa también ocasionalmente como una metáfora del propio Hades, el cual además es el dios de la feca porque los griegos relacionaban el mal olor de las fecas con el de los muertos.

 

El dios del río, hijo de Océano y Tetis, engendró a Ascálafo con Orfne o Gorgira, dos ninfas del inframundo.

En el Infierno de La divina comedia de Dante, el río Aquerón constituye el borde del infierno, en el Ante-Inferno.

 

También en los Años griegos Queronte llevaba las almas de los recién fallecidos a Hades el rey de las almas.

 

flegetonte*

En la mitología griega, el Flegetonte (en griego Φλεγέθων Phlegéthôn, ‘flamígero’) o Piriflegetonte (Πυριφλεγέθων Puriphlegéthôn, ‘llameando de fuego’) es un río de fuego que corre por el Hades. Es un afluente del Aqueronte, y se le considera hijo de Cocito.

 

Por él corría fuego que ardía pero que no consumía combustible alguno. En La divina comedia (canto XIV) el Flegetonte estaba compuesto de sangre hirviendo y formaba parte del séptimo círculo del Infierno, conteniendo las sombras de los tiranos, los asesinos, los ladrones y los culpables de pecados relacionados con la violencia hacia los semejantes.

 

Virgilio menciona al Flegetonte con los otros ríos infernales en la Eneida, Libro VI, 265, 551.

 

cocito*

En la imaginaria visión del Infierno dada por Dante en su Divina Comedia, el Cocito es un inmenso lago congelado, situado en el noveno círculo del Infierno. Aquí, según Dante, se castiga a los traidores, sepultados por el hielo y continuamente afectados por las frías ráfagas de viento producidas por las inmensas alas de Lucifer. En la descripción de Dante, Cocito es retratado como un lugar terrible, cuyo aire se hace eco de las quejas de las almas que sufren continuamente torturadas por la picadura de las heladas, con extremidades y rostros congelados por el extremo frío.

 

Según Dante, aquí se castigaban a los pecadores, culpables de traición a la patria, enterrados en el hielo a distintas profundidades, dependiendo de la gravedad de su delito. En consecuencia, Cocito estaría dividido en cuatro zonas circulares concéntricas (4 esferas o secciones) entre ellos:

 

  • La Caina, donde son castigados aquellos que traicionaron a sus familiares, enterrados en el hielo hasta el cuello; debe su nombre al personaje bíblico Caín.

  • La Antenora, donde son castigados los que traicionaron a su patria, enterrados hasta la cintura, con la parte superior del cuerpo expuesta a los vientos fríos infernales; debe su nombre al personaje Antenor de la Ilíada.

  • La Tolomea, donde son castigados los que traicionaron a sus huéspedes, eran recostados con la parte posterior del cuerpo sumergido en el hielo; debe su nombre al personaje Ptolomeo, gobernador de Jericó, quien asesinaba a sus invitados (1 Macabeos).

  • La Judeca, donde son castigados los que traicionaron a sus amos y benefactores, completamente inmersos en el hielo; debe su nombre al personaje de los Evangelios Judas Iscariote.

 

En el corazón de la Judeca, la última de las cuatro zonas concéntricas se encuentra Lucifer, inmerso en una pequeña capa de hielo hasta la cintura. Estos lo describen cómo un enorme trifronte que, con su tremenda boca mastica continuamente en cuestión de segundos a los tres mayores traidores de la historia: Cayo Casio Longino y Marco Junio Bruto, traidores del César y, en la boca central Judas Iscariote, el traidor de Jesús.

 

La información relativa a la descripción del Cocito de Dante se han extraído de la Divina Comedia narrada por Natalino Sapegno y Fernanda Cremascioli, ed. La Nuova Italia Editrice, Florencia, 1998, ISBN 88-221-1986-1