FARMACIA * (**)

(notas sobre los (re)medios por venir... y para los que ya llegaron y olvidamos o perdimos)

 

 

  • Título de uno de los primeros Ready-mades (1914) de Marcel Duchamp: una estampa o cromo de un paisaje invernal adquirido en una tienda de accesorios para artista en New York, al que M.D. añade unos ligeros y pequeños toques, puntos / manchas, de color (amarillo_rojo) en el horizonte de la imagen.  

 

**     Título posible para esta artículo-editorial que sana sana  cura sana...

 

Siempre causó en mi una extraña e inquietante intensidad el escueto y destilado Ready_made de Marcel Duchamp titulado FARMACIA. La sensación limitaba, aún hoy lo hace, entre lo onírico, excediendo una realidad vulgar como la de la propia estampa, y lo purificador, como si de un modo de la catarsis se tratase. Farmacia tiene mucho del aquilatado gesto teatral de M.D. y de la propia experiencia, actividad y función del arte. Es tan poca la cantidad de sustancia (estética) aportada que resultan increíbles los efectos causados en el tejido (tissú) ético.

He de suponer, por tanto, que la dosis es y resulta adecuada… su síntesis (estetico_química) excelente y la exposición a la misma debería de ser moderada. La posología, como en tantas otras cosas (en lo conceptual de las mismas) debe ser observada: veneno o remedio (vacuna). La justa medida nos mantendrá entre dos mundos, o estados del universo (dentro de los posibles)… entre el caos y el cosmos.

Algunos de los trabajos que he realizado a lo largo (y breve) de mi camino artístico han estado vinculados con ciertas formas o manifestaciones de lo religioso. Es el caso de LAZARO, para el PROSPECT de Frankurt y Arteleku, o el caso de mis retablos de lágrimas que andan perdidos en varias colecciones privadas y en las catacumbas de algunas galerías de este país. También lo fue, de manera lateral, EL GRAN TEATRO DEL MUNDO, versión estática del auto sacramental de Calderón de la Barca

Se puede decir que tengo cierta devoción por enredar(me) en y con lo religioso, quizá, y tratando de ser más preciso, de disfrutar merodeando en las entradas traseras de los ritos y liturgias católicos.

 

En este caso, y dado que se me ofrecía la oportunidad de realizar un proyecto en (para) una ermita consagrada al culto mariano de la Virgen de los Desamparados (en adelante VdD) y a la devoción popular por  San Roque (en adelante SRQ), me pareció interesante, aunque es el mecanismo básico del inquieto, indagar en la leyenda dorada de cada uno de los protagonistas de la ermita y en los atributos que acompañan, amparan y dotan a los mismos.

 

La VdD no encierra grandes misterios en lo básico, si bien es cierto que parece haber sido manipulada por la burguesía valenciana para alejarla de su germinal vocación: la de proteger a locos, niños espositos, a los presos… dotar a las doncellas pobres y dar cobijo a prostitutas. Todo esto quedó disimulado en un muy genérico desamparados, aunque su dedicación a cuidar y sanar locos siempre fue destacada en detrimento del resto de sus protegidos. Los ricos también lloran, y por extensión las clases medias.  Puede ser esta la intención y el resultado de tal operación de maquillaje (ingenua en cualquier caso). Miremos donde miremos descubrimos una leyenda de la VdD que nos refiere todo lo sucedido con su devoción y que nos permite descubrirla como Santa Patrona de LOCOS y NIÑOS ABANDONADOS.  El Padre Jofré estableció el Hospicio para atender a estas personas, si bien Luis Alcanyis, seguidor de la obra del Padre Jofré sucumbió a manos de la inquisición años más tarde.

Lo que resulta particularmente atractivo en el caso de la VdD es su atributo floral, que lo es de todo el culto mariano y de todas las “vírgenes” por iconología y “ornamento”: la azucena.

 

La azucena es, observando el DIOSCÓRIDES (  *  ) una flor que, en tanto que remedio, es muy útil como abortivo, analgésico y eficaz contra toda una serie de dolores generales y específicos: dolor de cabeza, tos nerviosa, espasmos, retortijones, algunos tumores benignos (quistes). Además, adecuadamente tratada, es un potente hipnótico. Es decir, provoca la menstruación, de ahí su relación con las doncellas casaderas y las prostitutas (desopila la matriz y es un eficaz cicatrizante que “regenera la carne” ) alivia el dolor de cabeza, la tos nerviosa, los espasmos y retortijones además de ser, como indicaba antes, un potente hipnótico, que en buena medida la vincula con el tratamiento sintomático de la locura.

La azucena además era la fuente esencial para remediar el FUEGO de SAN ANTÓN (pero esto lo desarrollaremos más adelante, cuando comente la hagiografía de SAN ROQUE)

 

La azucena es un pozo sin fondo en lo estético / ornamental. Es la flor decorativa cultivada más antigua, y se utilizaba como ungüento aromático (su destilación grasa) para disimular el hedor de los cuerpos muertos durante las pestes que asolaron Europa, o aquel otro olor a humanidad_multitudes que invadía durante la liturgia las iglesias católicas. Su fragancia natural es intensa en la noche, y el clímax de la misma se produce instantes antes de que la flor muera: da de sí todo lo que tiene y aún más (sería una flor, en cierta modo, derridiana). Esta última declinación es sugerente dado que se trata de una planta que se reproduce por bulbos y tiene estructura y crecimiento rizomáticos.

La Azucena pertenece  a la familia de las liliáceas (de ahí su nombre: azucena, que proviene  de Lilith, su nombre científico es Lilium, curiosamente LILITH  (Lilit), que en hebreo y árabe derivó en (a)Susana (significa flor de lirio). Lilit es una figura importante de las leyendas judías de origen mesopotámico. Es considerada, Lilit, la primera esposa de Adán (abandono el Edén por propia iniciativa. Lilit es asociada con las brujas que secuestran niños, otro punto peculiar de la relación). La azucena es, en sus modos delirante y antitético, la flor del candor. Es una flor compleja en su química y complicada en su iconología. Nada es sencillo en ella. La belleza, como en los filmes de Lynch, oculta o vela el terrible origen se su ser y de sus (para)usos.

 

La catarsis pude ser entendida, y así lo era, como un proceso de destilación que nos aproxima a la perfección y que limpia de impurezas la vida de quien la experimenta: La santidad es una versión otra del héroe. La virginidad deviene apariencia de perfección y reservorio de libertad en tanto que parir habrá de ser fruto de dolor y lágrimas: Lilit, (a)zucena todo lo puede remediar a través de su yo otro que es la virgen que da todo sin nada tener (viven sin vivir en ellas – // o la una para la otra pero sin la otra. Gozan y no toda son. No?). Son, ambas, en esencia,  seres especulares y espectaculares: destilación (catártica) la una de la otra y viceversa. Es imposible evitar(se_r) [de una u otra manera]

 

La relación de la VdD con San Roque (SRQ) es in_tensa y catártica.

 

SRQ es patrono también de múltiples actividades / causas e incluso de profesiones burguesas / liberales. Protector en lo epidemiológico y en lo proto pandémico es patrón de apestados y tiñosos, peregrinos y cirujanos… la hagiografía de SRQ sitúa a este joven francés de familia noble en el Languedoc occitano, en Montpellier, ciudad de resistencia hugonota (calvinista).

De SRQ se dice que dejó casa y fortuna para dedicarse a la ayuda de apestados en el norte de Italia (católicos). Su retorno al hogar, tras infectarse, supuestamente, por la peste no deparo nada bueno para su persona. SRQ muere tras pasar más de cinco años encerrado en la cárcel de Montpellier acusado de espionaje.

En su anábasis SRQ, se dice que herido de flecha en una pierna, la izquierda (corazón), encuentra refugio en un bosque y ahí es donde aparece la figura del perro de SRQ. El animal provee al santo de sustento para su recuperación, pan blanco de trigo… en tanto lo que sucede más tarde: Roque se recupera en apariencia de su enfermedad y retoma el camino de vuelta a casa. Es de suponer que SRQ no padecía peste negra (más allá de la leyenda y de lo que él escribiese en la paredes de la mazmorra donde murió (justo en el momento de ser reconocido por su tío y de llagar a casa, al fin… a su ser): quien quiera curarse de la peste que me invoque.

 

Parte de la sintomatología de la peste es común y próxima a otra enfermedad que en la época causaba serios estragos: El fuego de San Antón o Fuego del Infierno.

 

El Fuego de San Antón o ergotismo es una enfermedad causada por la ingesta de alimentos contaminados con micotoxinas (hongos parásitos). Esta causado por el ergot, cornezuelo (Claviceps purpurea), que contamina el centeno y en mucha menor medida el cereal de trigo, avena y cebada. La enfermedad era causada en la mayoría de los casos por el consumo de pan de centeno contaminado. Las sustancias activas en las micotoxinas son todas polipéptidos derivados del Acido Lisérgico.

Los efectos del envenenamiento pueden traducirse en alucinaciones, convulsiones y contracción arterial, que puede conducir a la necrosis de los tejidos y la aparición de gangrena  en las extremidades principalmente. La enfermedad empezaba con un frío intenso y repentino en todas las extremidades para convertirse en una quemazón aguda. Muchas víctimas lograban sobrevivir pero quedaban mutiladas: podían llegar a perder todas sus extremidades. Existía otra variante de esta intoxicación en la que el paciente sufría intensos dolores abdominales que finalizaban en una muerte súbita. En las mujeres embarazadas producía invariablemente abortos… síntomas, todos ellos, que en buena medida compartía con la Peste bubónica.

 

El LSD es un compuesto cristalino, relacionado estrechamente con los alcaloides del cornezuelo del centeno, a partir de los cuales puede prepararse semi sintéticamente. Es activo en dosis extremadamente bajas. Es 4000 veces más potente que la mescalina.

 

Entre los científicos que estudiaron este hongo y sus derivados se encuentra Albert Hofmann, cuyos experimentos le encaminaron al descubrimiento de la LSD, un poderoso alucinógeno derivado del cornezuelo que afecta al sistema de la serotonina.

 

Consideremos los efectos esenciales del LSD en los seres humanos y es posible que encontremos explicación al comportamiento disturbado de SRQ.

El LSD produce percepción sinestésica y distorsión de la percepción temporal, disolución del ego y una estimulación extraordinaria de la imaginación (llegar a creer que la simple invocación de su nombre sanaría a los demás). 

 

El día 19 de Abril de 1943 el profesor Albert Hofman experimenta los efectos del LSD (250 micro gramos) en su famoso día de la bicicleta.

 

… pero volvamos a las fiebres de San Antón. Enfermedad muy extendida durante la Edad Media en el norte de Europa. El único remedio conocido consistía en acudir en peregrinación a Santiago de Compostela. La explicación es sencilla. La solución, también: el ergotismo gangrenoso lo producía el consumo prolongado de pan  de centeno contaminado por el hongo cornezuelo. En el hospital  del convento de San Antón de Castrogeriz curaban y sanaban notablemete a los enfermos ofreciéndoles pan candeal de trigo.

 

Durante la Edad Media las intoxicaciones con ergot eran tan frecuentes que se crearon hospitales donde los frailes de la orden de San Antonio se dedicaban en exclusiva a cuidar de estos enfermos. Estos frailes llevaban hábito oscuro con una gran T azul en el pecho.

 

Es, por tanto, una enfermedad relacionada con el pan (alimento físico y eucarístico) y los peregrinos (tránsito espiritual) que altera notablemente la percepción de la realidad y que volvía locos a quienes consumían el pan contaminado a diario.

 

Todos estos elementos y circunstancias me llevan a establecer una serie de suposiciones y relaciones que establecen un vínculo particular e intenso entre VdD y SRQ.

Es muy posible que SRQ nunca fuese afectado de peste, pese a su prolongada exposición, y que si lo fuese por las fiebres de San Antón, de ahí su decisión de retornar a Francia desde Italia (Venecia) y su posible curación parcial a través del pan (de trigo u otro cereal no contaminado por ergot). También podemos considerar que su final en prisión acusado de espionaje fuese debido a cierta incapacidad mental, locura producida por la prolongada exposición al ERGOT / LSD, para poder justificar su pasado nobiliario y su presencia (retorno) en la ciudad… su hablar, posiblemente en italiano, (la ciudad había estado sitiada por las tropas papales) debido a su larga estancia en Italia ayudando a los apestados.

SRQ deviene LOCO, y todos los atributos de VdD, su propia advocación, amparan las afecciones de SRQ. Los remedios contenidos en la química y en la destilación de la azucena sirven para mitigar y calmar la locura de SRQ y buena parte de los síntomas de la enfermedad de SRQ: su fiebre, los dolores de cabeza, los escalofríos, los trombos, espasmos y convulsiones, las manchas de la piel (no olvidemos que, curiosamente SRQ es también patrón de tiñosos), úlceras y heridas (la herida que tenía en la pierna izquierda) y dado que el extracto de azucena también tiene propiedades hipnóticas este ayudase a mantener en cierta medida el estado de confusión mental de SRQ, mitigando de esta manera su re-encuentro con la realidad (el LSD no genera adicción física. Su pavo / mono es de carácter nostálgico melancólico.

 

VdD como patrona de locos e inocentes y SRQ  (“la novia (VdD) desnudada por su soltero (SRQ)”). Ella con la flor del candor, la azucena, a modo de “vía láctea”; él con su locura, “máquina solipsista”, y su deseo pragmático de auxiliar a enfermos, “aparato conjuntivo”. Ella sin mancha y su “aparato del deseo” por estrenar, y él todo manchado por la tiña y las fiebres alucinatorias del (su) infierno (“el soltero se muele su propio chocolate”)

La relación y el encuentro (causal y casual) de VdD y SRQ en la Ermita que fue de uno y de otra, y ahora de ambos se transforma en FARMACIA: lugar de ungüentos y remedios; de química para almas y cuerpos… de cierto amor.

 

FARMACIA como medicamento y predicamento.

FARMACIA en tanto que OFICINA

FARMACIA en tanto que TEMPLO de CONOCIMIENTO.

FARMACIA como casa para el AMOR.

FARMACIA como espacio físico y  modulador bioquímico de catarsis de conocimiento.

FARMACIA en tanto que  máquina transustanciadora.

FARMACIA como máquina celibataria que aproxima la diferencia.

FARMACIA como vidriera de gran vidrio.

FARMACIA como colisionador de futuros pasados…

 

 

FARMACIA inspirada en las hagiografías de VdD y SRQ, también en el discreto y sencillo Ready–made de Marcel Duchamp.

 

F* es una obra de instalación que se describe y consta de las siguientes partes o momentos:

 

En la Ermita de VdD y SRQ.

 

Una gran mesa blanca de estructura básica en el centro del espacio se sitúa delante del altar de la ermita, como si de un altar otro se tratara. Sobre la mesa blanca, a una altura que permita ver las figuras de VdD y SRQ sin ningún problema, una cruz de farmacia con luz LED de dos colores: rojo y verde (los de Marcel Duchamp eran de color rojo / amarillo). La cruz es un display luminoso de tamaño reducido y de texto programable, que irá mostrando mensajes diversos referidos a la relación física y química (espiritual y carnal [los célibes // relación celibataria] de VdD y SRQ y sus atributos iconográficos e iconológicos durante el tiempo que dure la instalación.

 

Sobre la mesa y situadas en los extremos laterales de la misma, dos vitrinas de cristal transparente dentro de las cuales se encuentran dos libros de color blanco [vademécum – ven conmigo ( fire walks with me)] que contienen, uno de ellos, el situado a la derecha del espectador, dibujos y anotaciones del proceso de creación de la obra en todo lo referido a SRQ (dibujos de diversas familias y especies de hongos y semillas, panes y perros, formulas químicas y anotaciones sobre diversos ámbitos de producción humana relacionados todos con SRQ); el otro, situado a la izquierda del espectador, contiene dibujos y anotaciones referidos a VdD (dibujos de diversas familias y especies de azucenas y perfumes, niños, locos y prostitutas, formulas químicas y anotaciones sobre diversos ámbitos de producción humana, y la figura de VdD…). En los dos libros las anotaciones y los dibujos están realizados a lápiz y con medios diversos (acuarela, rotulador, bolígrafo) como si se tratará de lo qué es: cuadernos de campo.

Cada una de las vitrinas estará iluminada con luz de led blanca desde dos puntos internos de la vitrina: una luz superior y otra inferior. En la sala de la ermita no debería de haber otra luz que la qué es habitual para iluminar a los “advocados” (abogados) VdD y SRQ… y las velas… y la luz de almas y espíritus.

 

Una cruz complementa la otra [… y viceversa] … un altar el otro [  lo otro ] los elementos, gestos y efectos de la eucaristía se suplementan a través de los libros blancos y del INFELIZ (UNHAPPY) que está en la puerta y mira (expectante el espectador)  a través de la ventana / celosía de la puerta de la ermita y [(H)ojea | étant donné] todo lo dado. Aquello que sucede, se dice / escribe / publica e insinúa dentro del espacio de recogimiento.

 

 

 

La disolución destila el recuerdo. La solución, la impureza.

 

 

 

 

 

 

 

José Maldonado

 

 

Valencia Noviembre de 2019 desde un texto de hace ya años que no se llego a publicar  ( o sí?)